Equivocarse mucho, pronto y barato

Equivócate pronto, equivócate mucho, y equivócate barato. ¿Que sería de las personas cuyo propósito de vida es comunicar ideas que ayuden a los demás sino predicásemos con el ejemplo?   Esta máxima que suelo compartir con mis alumnos emprendedores, es un pozo de inspiración permanente para mi.   Hace algunas semanas lanzamos la propuesta de

Continuar leyendo